Enjuague bucal ¿amigo o enemigo?

Muchos pacientes se preguntan si el hecho de utilizar un enjuague bucal resulta beneficioso. Estos productos se suelen usar para dar una limpieza más en profundidad o para lograr un aliento más fresco.


Lo primero que debemos tener en cuenta es que el uso de colutorios no sustituye nunca al cepillado ni al hilo dental, solo debe usarse como complemento de estos.

Por ello, cabe destacar que el uso de enjuagues no es esencial, sin embargo, en determinadas situaciones, puede resultar beneficioso el uso de un colutorio dental. La elección de este variará en función de nuestro estado de salud bucal, por lo que deberá adaptarse a nuestras necesidades:

Colutorios con clorhexidina

Contienen gluconato de clorhexidina como antimicrobiano en concentraciones de entre un 0,12% y un 0,2%. Este tipo de colutorios presentan una alta efectividad y se utilizan de forma recurrente en odontología en la prevención de infecciones tras una intervención odontológica así como en el tratamiento de la gingivitis o la periodontitis. Sin embargo, no se recomienda usar este colutorio durante mas de 2 semanas, ya que puede producir tinciones dentales.

Colutorios para la sensibilidad dental

En condiciones normales, cuando el diente está sano, el esmalte y la encía ejercen una función protectora, evitando que las partes internas del diente queden al descubierto. 

Cuando el cemento o la dentina quedan expuestos debido a la retracción de la encía o al desgaste del esmalte, estímulos externos (frío, calor, dulce…) pueden excitar las terminaciones nerviosas provocando sensibilidad dental. En la actualidad tenemos una gran variedad de productos específicos para hacer frente a la sensibilidad dental.

Colutorios con flúor

El control de la caries y de la placa bacteriana son, entre otras, unas de las principales finalidades que se esperan del uso de un colutorio. El uso de enjuagues fluorados tras el cepillado dental es una práctica cada vez más extendida y de comprobados efectos anticaries. Se utilizan preparados de fluoruro sódico al 0,20 por ciento para uso semanal y de 0,05 por ciento para uso diario.

 

Dr. Alfonso Zambudio, odontólogo en Vélez&Lozano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s