Xilitol, el azúcar del abedul

¿Te salen muchas caries? ¿Eres incapaz de dejar el azúcar a pesar de las recomendaciones de tu dentista? ¿No te da tiempo a cepillarte los dientes cuando estás en el trabajo?

La solución a algunos de estos interrogantes podría encontrarse en un azúcar muy especial, el Xilitol.

Generalmente asociamos el dulce al azúcar, especialmente al azúcar común o sacarosa, que es una combinación de glucosa y fructosa. También lo asociamos, y con motivos, a problemas de salud tan graves como la diabetes, la obesidad y las caries dentales. El azúcar se encuentra de forma natural en frutas y verduras, rodeado de fibra y nutrientes, por lo que podemos tomar estos alimentos con toda tranquilidad. velez-y-lozano-xilitol-azucar.png

El azúcar común, un peligroso aliado.

El peligro real se encuentra en las grandes cantidades que se emplea en los productos industriales como los refrescos, los snacks o la bollería industrial, como probablemente ya sabrás. También en algunos productos que tienen fama de saludables, hasta que miramos atentamente su composición. Este sería el caso de zumos envasados, embutidos como el pavo o el jamón york, ciertos lácteos e incluso los potitos para nuestros bebés.

Pero no todos los azúcares presentan estos problemas. Sería el caso del xilitol, un azúcar con propiedades ideales, y enseguida te explico por qué.

velez-y-lozano-xilitol-abedul

Madera de abedúl, la principal fuente de xilitol.

El xilitol, es un azúcar y es dulce, y curiosamente, es muy común en Finlandia, por la escasez de azúcar normal que hubo durante la Segunda Guerra Mundial. Es también llamado azúcar de abedul, puesto que se extrae de la madera de este árbol nórdico, pero debido a su composición química, no tiene los inconvenientes del azúcar común.

  • Tiene menos calorías: 2,4Kcal frente a las 4 de la sacarosa.
  • Índice glucémico bajo: esto quiere decir que no sube tanto la insulina, unas 10 veces menos que el azúcar común, por lo que es apto para diabéticos, dentro de unos límites.
  • No provoca caries, sino que la previene: no sirve de alimento a las bacterias responsables de la caries, por lo que disminuye drásticamente su población.

Por si fuera poco, se han descubierto otros beneficios de su consumo como que es prebiótico, alimentando a la flora bacteriana beneficiosa de nuestro tracto digestivo, y previene la osteoporosis, porque aumenta la absorción de calcio. Además, se utiliza con éxito en varias áreas de la medicina por sus efectos antifúngicos y bactericidas.

velez-y-lozano-xilitol.png

Xilitol, un dulce remedio.

El xilitol lo podemos encontrar como edulcorante en caramelos y grageas tipo Smint, pero su concentración es muy baja y no cumple con ninguna función terapéutica. Si queremos aprovechar sus beneficios e incorporarlo a nuestra alimentación, lo podemos encontrar en forma de polvo como el azúcar común en envases grandes, o en monodosis. También existen caramelos y chicles de farmacia con una concentración adecuada, e incluso en piruleta para los más pequeños.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s