Odontología Materno-Infantil y Perinatal: ¿qué hay que hacer?

Siempre ha existido la creencia incorrecta de que una embarazada no debe recibir tratamiento dental y hay que posponer todas las intervenciones hasta una vez que haya dado a luz. Sin embargo, la salud oral perinatal de la madre embarazada (periodo alrededor del nacimiento, comenzando entre la semana 20 y 28 y concluyendo 4 semanas tras el nacimiento) juega un papel crucial en el bienestar y la salud general y oral de la madre y del futuro bebé.

Muchas madres desconocen las consecuencias de una pobre salud oral para su embarazo. Diversas investigaciones concluyen que:

–          Existe relación entre enfermedad periodontal y problemas durante el embarazo, como parto prematuro, bajo peso del bebé al nacer y preeclampsia (toxemia del embarazao).

–          Las madres con una higiene oral insuficiente tienen mayores niveles de bacterias cariogénicas en la boca, incrementando así el riesgo de transmisión a sus bebés a una edad muy temprana, y por tanto, aumentando el riesgo de desarrollo de Caries de Inicio Temprano (la que se produce antes de los seis años de edad).

El primer objetivo, por tanto, de la Odontología perinatal es reducir los niveles de Streptococcus Mutans (principal bacteria responsable de la caries) en la madre y retrasar el riesgo de contagio a su futuro bebé el máximo tiempo posible. Durante este periodo, resulta idóneo comenzar con la prevención de la salud oral, dando instrucciones de dieta e higiene oral en bebés a la futura mamá, lo cual ha demostrado disminuir el riesgo de caries en los niños.

La odontología en embarazadas favorece además el establecimiento de un hogar dental, que resulta de gran eficacia en la prevención y cuidado de la salud oral de los más pequeños, algo que en España y en la Región de Murcia comienza a conocerse y desarrollarse paulatinamente en centros dentales de referencia.

Recomendaciones

  • Cepillado con pasta dental fluorada y el uso de seda dental son imprescindibles para remover la placa dental, que puede verse incrementada debido al consumo más frecuente de alimentos.
Fluocaril es una excelente pasta dental recomendada en embarazadas

Fluocaril es una excelente pasta dental recomendada en embarazadas

  • Masticar chicles sin azúcar y con xilitol ha resultado ser también eficaz en la prevención de caries durante este periodo.
Chicles con Xilitol, como Orbit, pueden ayudarle a reducir su riesgo de caries

Chicles con Xilitol, como Orbit, pueden ayudarle a reducir su riesgo de caries

  • Enjuagues/colutorios sin alcohol y con una concentración de flúor de 0,05 % pueden ser utilizados diariamente.
Fluocaril colutorio/enjuague bucal fluorado está recomendado en embarazadas

Fluocaril colutorio/enjuague bucal fluorado está recomendado en embarazadas

  • El uso de un cepillo eléctrico oscilante-rotacional ayuda a reducir los niveles de placa en la boca, mejorando la higiene y controlando la posible aparición de gingivitis.
  • Las nauseas y vómitos que pueden darse en la embarazada pueden hacer que las madres eviten el cepillado dental. En estos casos, lo ideal sería realizar enjuagues con agua y una cucharadita de bicarbonato y posponer el cepillado dental una hora. De esta forma, minimizamos el riesgo de erosión dental por los ácidos del estómago.
  • Los antojos de alimentos dulces durante el embarazo puede aumentar el riesgo de caries. El potencial cariogénico de la dieta de la futura mamá puede ser revisado por su Odontológo, para minimizar el riesgo de posibles lesiones por caries en ella, y la consecuente repercusión en su futuro bebé.
  • Toda embarazada debe realizarse un chequeo de su salud oral por profesionales especializados y recibir consejo sobre instrucciones de higiene, ya que existe una relación directa entre la presencia de bacterias cariogénicas en los bebés de madres con caries.
  • Durante el embarazo, se puede y debe recibir tratamiento dental si es necesario, siendo el periodo más adecuado el segundo trimestre. Las opciones de tratamiento pueden incluir diagnóstico mediante rayos X si la paciente lo requiere (con la protección adecuada), profilaxis dental, tratamiento periodontal y restauraciones o empastes. El uso de antibióticos y antiinflamatorios para el control de la infección y el dolor están justificados. Las situaciones de infección aguda deben ser tratadas, siendo el riesgo para el feto mayor si se retrasa el tratamiento.

Así, podemos concluir indicando que el embarazo es el periodo ideal para comenzar con la prevención en salud oral infantil, ya que las futuras mamás son muy receptivas a cualquier información que sea beneficiosa para sus futuros bebés, por lo que si está embarazada, o cree estarlo, le recomendamos solicitar de inmediato una cita con su dentista… su propia salud oral, y la de su bebé, se lo agradecerán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s