¿Qué hago si me parto un diente?

Uno de los incidentes más frecuentes en la vida de un niño o un adolescente, y que también puede darse en la edad adulta, es la fractura de un diente: una simple caída, un tropiezo, o un ‘pelotazo’ en la cara o la boca son motivos más que suficientes como para tener una fractura en un diente.

Dependiendo de la gravedad del traumatismo, de la extensión de la fractura… y de un montón de factores que sólo un dentista experimentado y profesional puede valorar de forma precisa y adecuada, necesitaremos solucionar el problema con un tratamiento más o menos complejo.

En cualquier caso, en este post de nuestro blog, enfocado a pacientes de la Región de Murcia, queremos plantear hoy que, en la mayoría de los casos, la solución más sencilla será la más efectiva, tanto para el profesional, como para el paciente, que debe siempre disfrutar de la máxima estética a pesar de un contratiempo de este tipo.

En este caso, nos encontramos con un paciente adolescente que, practicando un deporte, ha sufrido un pequeño golpe que le ha supuesto una fractura del borde de uno de sus incisivos centrales superiores (las conocidas como ‘paletas’ o ‘paletos’).

Un caso típico de fractura no complicada

Un caso típico de fractura no complicada

Para resolverlo, se decide restaurar con un ‘composite’, es decir, una resina como la que empleamos para hacer ‘empastes’, pero con unas características estéticas especiales que nos permitan garantizar el éxito de nuestra restauración.

En primer lugar, pulimos levemente la superficie para conseguir un bisel que, mediante un aumento de la superficie de contacto, haga que nuestra restauración permanezca firme en su lugar durante mucho tiempo.

En primer lugar, pulimos levemente la superficie para conseguir un bisel que, mediante un aumento de la superficie de contacto, haga que nuestra restauración permanezca firme en su lugar durante mucho tiempo.

Sugerimos a los padres de nuestro paciente que el resultado estético, después del pulido, es aceptable, debido a que el diente está girado, pero, aún así, deciden optar por reconstruir la zona perdida.

Sugerimos a los padres de nuestro paciente que el resultado estético, después del pulido, es aceptable, debido a que el diente está girado, pero, aún así, deciden optar por reconstruir la zona perdida.

Grabamos la superficie con ácido ortofosfórico al 37% durante 40 segundos, para acondicionar el diente

Grabamos la superficie con ácido ortofosfórico al 37% durante 40 segundos, para acondicionar el diente

Después del grabado, la superficie tratada adquiere un aspecto de ‘tiza’, indicativo de que el diente está preparado para continuar, por lo que colocamos una pequeña ‘matriz’ transparente que lo separa de los dientes contiguos.

Después del grabado, la superficie tratada adquiere un aspecto de ‘tiza’, indicativo de que el diente está preparado para continuar, por lo que colocamos una pequeña ‘matriz’ transparente que lo separa de los dientes contiguos.

Utilizamos un adhesivo líquido de dos pasos para garantizar la máxima retención de la restauración al diente, que aplicaremos con un pequeño cepillo. Una vez aplicado el segundo paso, polimerizamos esta superficie con una lámpara dental.

Utilizamos un adhesivo líquido de dos pasos para garantizar la máxima retención de la restauración al diente, que aplicaremos con un pequeño cepillo. Una vez aplicado el segundo paso, polimerizamos esta superficie con una lámpara dental.

Para restaurar este caso optamos por un composite Ceram-X, de la casa Dentsply, que ofrece la posibilidad de realizar restauraciones estéticas de forma simple y efectiva, sin necesidad de una gran gama de colores, gracias a su extraordinario mimetismo que permite cubrir 16 tonos de color con sólo 7 tipos de composite.

Para restaurar este caso optamos por un composite Ceram-X, de la casa Dentsply, que ofrece la posibilidad de realizar restauraciones estéticas de forma simple y efectiva, sin necesidad de una gran gama de colores, gracias a su extraordinario mimetismo que permite cubrir 16 tonos de color con sólo 7 tipos de composite.

El composite adquiere una tonalidad que no se distingue de la del diente, gracias a las extraordinarias propiedades de modelado del mismo, que nos permite un tiempo de trabajo superior a dos minutos.

El composite adquiere una tonalidad que no se distingue de la del diente, gracias a las extraordinarias propiedades de modelado del mismo, que nos permite un tiempo de trabajo superior a dos minutos.

Finalmente, y tras un sencillo pulido, el paciente puede regresar a casa con su anatomía dental intacta, y disfrutar de su vida como si nada hubiera pasado.

Finalmente, y tras un sencillo pulido, el paciente puede regresar a casa con su anatomía dental intacta, y disfrutar de su vida como si nada hubiera pasado.

Así, conseguimos resultados estéticos excelentes, además de una masticación predecible y eficiente… de forma que lo único que queda por hacer para el dentista experto en estética y cosmética dental es ¡recordarle al paciente la importancia de tener más cuidado la próxima vez que haga deporte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s