¿Sabías que tu dentista puede ayudarte a rejuvenecer unos años?

El título de esta entrada puede sugerirnos multitud de imágenes de dientes blancos, bonitos, alineados… es decir, actuaciones sobre la dentición de una persona.

Más allá de esto, lo que muchas personas en la Región de Murcia desconocen, es que los dentistas también pueden hacer desaparecer los surcos nasogenianos, también conocidos como surcos de marioneta o “código de barras”.

Hablamos de aquellas pequeñas arrugas que se producen en el tercio inferior de la cara, en torno a los labios del paciente, que son habitualmente tratados por dentistas, odontólogos o estomatólogos, con experiencia en estética facial.

El efecto 'código de barras' perioral tratado con microfillers por un dentista ofrece un resultado agradable, natural y rejuvenecido
El efecto ‘código de barras’ perioral tratado con microfillers por un dentista ofrece un resultado agradable, natural y rejuvenecido

¿Qué resultados consiguen los microfillers de hialurónico?

El relleno con ‘microfillers’ consigue un cambio natural y discreto, de forma que la cara del paciente obtiene una importante mejora estética y rejuvenecimiento, sin que otras personas puedan detectar a qué se debe el cambio.

Antes y después de la aplicación de microfillers de ácido hialurónico por parte del dentista en los surcos nasogenianos de la paciente
Antes y después de la aplicación de microfillers de ácido hialurónico por parte del dentista en los surcos nasogenianos de la paciente

¿Cómo se hace?

El procedimiento es muy sencillo: se basa en la aplicación de ácido hialurónico para rellenar la arruga, de forma que ésta desaparece. Además, al tratar el labio superior, se consigue una mayor prominencia del mismo, dándole un aspecto más bonito y atractivo sin que parezca algo artificial.

La aplicación de microfillers por parte del dentista es rápida, cómoda y muy efectiva
La aplicación de microfillers por parte del dentista es rápida, cómoda y muy efectiva

En este sentido, es importante destacar que fundamentalmente nos encontramos con dos tipos de materiales para llevar a cabo este procedimiento:

–        no absorbibles, en los que el tratamiento se realiza una única vez, debiendo valorar con mucho cuidado.

–        absorbibles, que no presentan ningún tipo de complicación médica, y hacen necesario repetir el tratamiento cada cierto tiempo (generalmente un año), siendo el más frecuente el ácido hialurónico, en forma de ‘microfillers’

De este modo, en primer lugar se aplica anestesia de la misma forma que para un tratamiento en los dientes superiores, y con una cánula se introduce el ácido hialurónico en el interior de las arrugas, ‘rellenándolas’ y haciendo que la piel luzca más suave y tersa, minimizando los efectos de la edad en la cara del paciente, que puede irse a su casa tras la infiltración sin necesidad de ausentarse del trabajo o de modificar su vida social lo más mínimo.

Por tanto, si desea rejuvenecer sus facciones y disfrutar de una cara más joven y armónica, recuerde consultar con odontólogos de prestigio reconocido que puedan ayudarle a mejorar su aspecto de forma fácil, cómoda y predecible.

Emilio Gil López

Licenciado en Odontología

Universidad Rey Juan Carlos

Universidad de Murcia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s