Mi hijo se ha roto un diente, ¿qué puedo hacer?

Tener un hijo es una experiencia personal y vital absolutamente extraordinaria, marcada por numerosos hechos en la vida de los padres y del propio niño, en constante desarrollo y evolución.

Parte de este cambio constante, y del crecimiento es la relación y el conocimiento de su propia salud, en muchos casos relativamente sencilla en los primeros años de vida y, en otros, salpicada por incidentes como puede ser la fractura de un diente temporal por una caída, hecho que abordamos en esta entrada.

Una fractura dentaria, dependiendo de la forma en que se produzca, puede provocar malformaciones, problemas en la erupción de los dientes, o ‘bloqueos’ de los dientes permanentes, por lo que es importante tener un protocolo con el que responder cuando se produzca algún incidente de este tipo, a fin de no agravarlos.

En la Región de Murcia son varios los profesionales que pueden atender este tipo de urgencias y, ante preguntas como “¿qué hago si a mi hijo se le ha roto un diente?” o “¿qué pasa si mi hija se ha dado un golpe en la paleta?”, tienen la respuesta y el conocimiento para resolver de la mejor forma posible sus necesidades.

 

Fractura dentaria secundaria a traumatismo: no se aprecia la corona del diente

Fractura dentaria secundaria a traumatismo: no se aprecia la corona del diente

Los primeros minutos tras la fractura

  1. Los golpes con fracturas dentarias suelen ir acompañados de heridas en tejidos blandos, como los labios o frenillos, lo que provoca un sangrado abundante que no debe alarmarnos, puesto que este hecho, en sí mismo, no es un problema grave.
  2. En cualquier caso, debe procederse a lavar la zona afectada con agua potable.
  3. Posteriormente, debemos comprimirla con una gasa, a fin de detener el sangrado.
  4. En caso de localizar el trozo de diente fracturado, es conveniente (pero no imprescindible) colocarlo en un recipiente (un tupperware, un vaso…) sumergido en suero fisiológico, o en leche, a la mayor brevedad posible.
  5. Posteriormente, los padres deben localizar el teléfono de contacto de un dentista pediátrico, y llevarlo a consulta, preferentemente, el mismo día del traumatismo, a fin de que éste valore la situación.

 

El odontopediatra realizará un diagnóstico apoyado con radiografías periapicales

El odontopediatra realizará un diagnóstico apoyado con radiografías periapicales

La visita al dentista pediátrico

Los protocolos desarrollados por la Sociedad Española de Odontopediatría (SEOP) y la International Association of Dental Traumatology (IADT) establecen los siguientes factores a tener en cuenta en el tratamiento:

  • Grado de cooperación.
  • Tiempo de permanencia en boca.
  • Interferencias en la oclusión.

Es importante tener en cuenta que esta valoración del paciente es independiente de cada caso, y deberá ser realizada por un profesional cualificado y con experiencia en la materia, que será el que valore el caso, proponga el plan de actuación adecuado y las pautas a seguir.

 

Imagen de un incisivo central superior temporal extraído tras un traumatismo

Imagen de un incisivo central superior temporal extraído tras un traumatismo

La vuelta a casa

Uno de los aspectos más importantes, tras la visita al odontopediatra, es la higiene de la zona afectada, que será la que procure una buena cicatrización de los tejidos, factor que depende en gran medida de los padres.

Por esto, para la remoción de placa y restos de comida es conveniente:

-       cepillado de dientes con cepillo suave después de cada comida

-       aplicación de gel de clorhexidina al 0,1% de concentración, 30 minutos después de cada cepillado, con un bastoncillo de algodón (como los de los oídos) una o dos veces al día durante siete días

-       en el caso de afectación labial suele ayudar el empleo de cacao o vaselina para que éstos no se resequen, lo que incomodaría al niño

-       respecto al chupete y el biberón, sería conveniente retirarlos, en la medida de lo posible, durante 10-15 días, siempre que la dieta del paciente lo permita, lo que dependerá en gran medida de su edad

 

Pronóstico de un diente fracturado

Después de una fractura, que en algunos casos será restaurable de forma sencilla y en otros requerirá tratamientos más complejos, los padres deben saber que pueden aparecer abscesos, fístulas o cambios en el color del diente tiempo después del traumatismo.

Esto último, que también es aplicable a los dientes vecinos (que en muchas ocasiones también sufren el impacto aunque no se fracturen), es algo que debe hacernos volver a la consulta del odontopediatra para valorar la necesidad, o no, de posteriores tratamientos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s